Culturas, Territorios y Emprendedores

Hace años, tuvimos una iniciativa disruptiva en el tema de las revistas electrónicas. Con grandes esperanzas hicimos un producto que tenía alto potencial de desarrollo y el resultado fue un empate.

En parte, nos adelantamos en el tiempo y en parte, faltaba la cultura emprendedora que hoy existe y permite tantos desarrollos.

Siguiendo el formato de la parábola del sembrador (Mateo 13), la semilla era buena, pero la tierra no era apta.

La combinación de situaciones posibles entre “semillas” y la tierra donde se planta, es la que permite explicar en alguna medida, logros y fracasos en los proyectos.

Hay culturas que favorecen la innovación, el riesgo y el desarrollo temprano de ideas de negocios y de actividades sociales. Otras culturas, promueven lo establecido y las novedades se aceptan mejor, si vienen de afuera.

No es de menor importancia la actitud emprendedora.

La correcta emocionalidad que lleva a sostener conversaciones de valor y a abrir posibilidades. El trabajo en equipo, cumplir las promesas, escuchar al cliente y mejorar las ofertas.

Todo esto forma parte del proceso de siembra y cosecha. Cuando cae en buena tierra, la “semilla” se multiplica al 30, 60 y 100%. La combinación de trabajo, contextos y clientes, modelan los resultados obtenidos.

Ricardo Pankiewicz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s