Bajar del Barco

Tenía algo de ropa en la valija y llegaba a un lugar que no conocía. Algunas monedas en el bolsillo y un montón de preguntas. Atrás quedaron los suyos, los que hablaban su idioma.

Rodeado de extraños, apenas alguno lo entendía.

Era joven, con ganas de hacer historia y tener un porvenir. Así bajó del barco y empezó su aventura…

Podríamos decir lo mismo del que se tomó el micro y llegó a la ciudad. Son aquellos que vinieron  para plantarse en nuevas tierras.

Con voluntad y sus manos, con inteligencia y trabajo, fueron emprendedores exitosos.

Muchas cosas han cambiado desde que se fueron. Hoy vivimos otros tiempos, ni mejores, ni peores. Diferentes.

Cuando se habla de resiliencia y proactividad, pensamos en aquellos que fueron a lugares desiertos y construyeron huertas y jardines. A la hora de emprender, son ejemplos para espejarnos.

Bajar del barco, es una metáfora de la actitud que se necesita para cumplir nuestros sueños.

Ricardo Pankiewicz

Anuncios

Un comentario en “Bajar del Barco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s